¿WiFI no funciona? 7 problemas más frecuentes (y cómo solucionarlos)

¿WiFI no funciona? 7 problemas más frecuentes (y cómo solucionarlos)

¿Sabías que 32,8 millones de españoles de entre 14 y 74 años dispone de conexión a Internet, es decir, más del 95% de nuestros hogares? Estos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) ayudan a entender por qué las consultas relacionadas con problemas con el WiFi inundan las publicaciones de redes sociales, hilos de foros, etcétera. Por fortuna para los afectados, las soluciones a estas incidencias son en su mayoría accesibles a los usuarios.

¿WiFi no funciona? Más que irregularidades en el proveedor de servicios de red o un ancho de banda insuficiente, esta problemática se origina en el exceso de dispositivos conectados a internet, una incompatibilidad con sus controladores, la presencia de fuentes de interferencia o la introducción errónea de contraseñas. A continuación ampliaremos y detallaremos estos problemas de conexión a internet, explicando sus posibles soluciones.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes en una red WiFi?

«Mi internet no funciona pero está conectado»

Es una situación anómala y, sin embargo, más común de lo que pueda parecer. ¿Por qué no va el WiFi pese a permanecer conectado? Por la diversidad de factores causantes, proceder por descarte ayudará a identificar el origen del problema. En primer lugar, los usuarios intentarán conectarse a la red WiFi desde otros dispositivos y terminales. En caso de no lograrlo, el router sería la causa, y por tanto procederíamos a reiniciarlo, dado que las IP caducadas pueden interrumpir la conexión; si por el contrario otros dispositivos logran conectarse a la red inalámbrica, el terminal inicial (en el que se detectó el problema) debe ser revisado en profundidad, bastando quizá una actualización de sus controladores o un simple reinicio.

«Mi red inalámbrica no pudo obtener IP»

Esta incidencia suele ocurrir en puntos de conexión inalámbrica de acceso público. En hoteles, cafeterías y otros establecimientos, un intento de conexión puede devolver este mensaje porque el protocolo de configuración dinámica de host (DHCP) del router está saturado, ya que el pool o conjunto de direcciones IP está ocupado y no es posible establecer la conexión. Otra explicación sería una distancia excesiva del dispositivo en relación con el router, motivo por el que su WiFi no funciona bien y genera este error.

«Mi WiFi sólo funciona cerca del router»

La presencia de múltiples dispositivos y electrodomésticos en el entorno inmediato al router pueden ser el origen de este insólito problema, que la mayoría de usuario asocia con la cobertura o el alcance de la señal. Los microondas, antenas telefónicas, apartados de vigilancia para bebés, televisores smart, frigoríficos, lavadoras y otros equipos generan en ocasiones unas ‘barreras inalámbricas’ que interfieren en la fluidez de la señal del router WiFi. ¿La solución? Desconectar separadamente los electrodomésticos que puedan estar causando esta incidencia, con el fin de localizar al responsable.

«La conexión va demasiado lenta»

Otra de las razones por las que WiFi no funciona es la ausencia de un amplificador de señal, necesario en residencias espaciosas con conexiones débiles. Por otra parte, la excesiva lentitud puede deberse, una vez más, a la abundancia de dispositivos conectados a la red o que puedan estar generando ‘barreras inalámbricas’. Asimismo, el robo de WiFi es un escenario posible. 

«Mi WiFi se desconecta continuamente»

La discontinuidad en la conexión es signo inequívoco de que nuestro internet está sufriendo una incidencia. Los factores causantes son varios: la excesiva distancia del dispositivo con respecto al router, el sobrecalentamiento del mismo en razón de una avería, la actividad de cortafuegos y antivirus que interfieran en la fluidez de internet, la falta de estabilidad como consecuencia de una placa base antigua e incluso la presencia de malwares y otros agentes maliciosos en segundo plano que puedan haber contaminado el sistema operativo. Aunque pueda sorprender, este es uno de los problemas con una red WiFi más frecuentes.

«No puedo conectarme a WiFi»

Una introducción errónea de la contraseña o una mala configuración están detrás de este problema. Una primera solución a testar consiste en clicar o pulsar el botón de ‘dejar de recordar’ en la aplicación del WiFi, señalizada con un icono en el escritorio o en el apartado de configuración de redes del teléfono en cuestión. Por otra parte, introducir nuevamente la clave de acceso podría lograr que la conexión funcione correctamente. Como último recurso antes de solicitar asistencia técnica, quedaría cambiar de banda: de 2,4 GHz a 5 GHz y viceversa.

«Mi router se reinicia solo»

Esta incidencia, sobre todo si se produce en una hora determinada, suele obedecer a actualizaciones programadas del proveedor de servicios de internet (ISP, por sus siglas en inglés). Sin embargo, puede estar asociado a malas conexiones y averías del router. Una vez más, la primera comprobación consiste en reiniciar el router y desconectarlo de la corriente durante 1-2 minutos. Si el problema persiste, es recomendable contactar con el sistema de soporte del ISP. Esta situación motiva que internet no funcione en ocasiones, siendo realmente molesto para la navegación y la gestión de dispositivos.

Acerca de Romelar

Somos una empresa dedicada al diseño, instalación y mantenimiento de redes de informática y centralitas telefónicas.

Datos de contacto

Poligono Industrial Los Olivos, Calle Diseño, 16, bloque 2 nave 5, 28906 Getafe, Madrid

914 623 442
info@romelar.es

Horario
Lunes - Jueves 08:00 - 20:00 Viernes 08:00 - 15:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies+info sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies